Mina El Cerrejón

La mina El Cerrejón está situada en la península de La Guajira, al noreste de Colombia, y con una superficie total de 69.000 hectáreas es la mina de carbón a cielo abierto más grande del mundo. En 1980 empezaron las obras de acondicionamiento, en ese momento bajo el liderazgo del gigante petrolero estadounidense Exxon. En 2008 se extrajeron ya 31,3 millones de toneladas de carbón, lo que representa el 42 por ciento de la producción total de carbón de Colombia. Para 2017 se prevé que la producción se haya ampliado a 60 millones de toneladas por año. El contrato de Cerrejón Ltd. con el gobierno de Colombia se extiende hasta el año 2034. Actualmente son propietarias de la mina, a partes iguales, las compañías Anglo American, BHP Billiton y Glencore plc. En 2013 Cerrejón Ltd. alcanzó un volumen de negocios de unos 2.300 millones de dólares estadounidenses. En conjunto el grupo suizo de materias primas Glencore plc, presidido por Ivan Glasenberg, generó un negocio de 233.000 millones de dólares en 2013 (en comparación, la facturación anual de Nestlé SA fue 102.000 millones de dólares).

En las últimas tres décadas, la mina, la línea de ferrocarril (150 kilómetros hasta Puerto Bolívar, en la costa del Caribe) y el puerto han causado la destrucción de una gran parte del territorio de los wayuu. El río Ranchería discurre a través de la zona minera y en los próximos años se desviará en una longitud de 26 kilómetros. El río es la principal arteria de agua de la península de La Guajira, suministra agua a 250.000 personas y desempeña un papel central en la vida espiritual de los wayuu.

Los trenes de carbón, con un promedio de cien vagones, cruzan la península a intervalos de 30 minutos. Desde que se inició el auge del carbón, las personas que viven a lo largo de la ruta se enfrentan a un ruido ensordecedor, al polvo y a accidentes graves. A pesar de la explotación de la minería de carbón y de los impuestos y tasas relacionados a ella que las empresas mineras pagan al Estado colombiano desde hace 30 años, el Departamento de La Guajira es hoy una de las regiones más pobres de Colombia.

En el caso de Tamaquito, el consorcio minero ha ido adquiriendo áreas forestales enteras alrededor del asentamiento. Se perdió el acceso directo al río y se prohibieron la caza y la agricultura de subsistencia en los alrededores de la aldea. Varios pueblos ya tuvieron que dejar espacio a la mina antes. El incidente escandaloso del 9 de agosto de 2001, cuando el pueblo de Tabaco fue evacuado por la fuerza y destruido, cosechó gran atención internacional. No solo se utilizaron bulldozer de la mina, sino que además unidades militares y policiales colombianas participaron en la acción. Según ask!, el grupo de trabajo Suiza-Colombia que hace campaña por los derechos humanos y construcción de paz, El Cerrejón promete hoy reasentamientos rurales colectivos de acuerdo con las normas internacionales. Sin embargo, su realización sigue siendo deficiente.

Dado que Colombia es el mayor proveedor de carbón de Alemania, empresas energéticas alemanas como RWE y Eon están una y otra vez en el foco de atención de las organizaciones de derechos humanos y ambientales, que les acusan de infringir violaciones de los derechos humanos y las normas ambientales en los países productores. El hecho es que todavía hay poca transparencia sobre las relaciones con los proveedores y, en consecuencia, se dejan las puertas abiertas a hacer caso omiso de los derechos fundamentales.